Manejo de los Reproductores

COMPARTELO EN ⇨
El sistema de empadre es intensivo o continuo, el macho y la hembra
permanecen en la poza de empadre durante toda su vida productiva. Esta
se logra en 3 a 4 partos en un año a año y dos meses.
La reproducción se lleva a cabo durante todo el año, aprovechando el celo
post parto (empadre continuo).
La edad del empadre recomendable para hembras es de 2 a 2.5 meses con
pesos mayores a 700 gramos. Para machos el empadre se realiza a los 2 a 2.5 meses con un peso aprox. de 900 a 1000 gr.

La densidad de empadre que recomienda el INIEA es de 1 macho: 7 hembras en pozas de 1,5 x 1 x 0,45 m. Para empadres 1:10 podemos trabajar en pozas de 2 x 1 x 0.45 m. 

El tiempo promedio de gestación es de 67 días, variando de acuerdo al tamaño de camada (relación inversa) y a la línea genética.  

El parto ocurre por lo general en la noche, demora entre 10 y 30 minutos con intervalos de 7 minutos entre crías. Las crías nacen con ojos y oídos funcionales, provistas de pelos e incisivos. El n° de crías por parto varia entre 1 – 6; excepcionalmente hasta 8. 

Se recomienda en la etapa de lactación el uso de la cerca gazapera, por las siguientes razones:

n  Evita el aplastamiento de las crías por los cuyes adultos y de la competencia por alimento y espacio.
n  Reducen la mortalidad y facilitan el crecimiento de los gazapos.

El radio mínimo que debe tener la cerca gazapera es de 15 cm. y una separación entre rejas de 4 a 6 cm. 

El destete consiste en separar a las crías de las madres. Esta actividad puede realizarse semanalmente, quincenalmente o mensualmente según la cantidad de gazapos a destetar. A su vez, se recomienda realizar el sexado que es la práctica que consiste en reconocer a los machos y las hembras observando sus órganos genitales. Luego del sexado se separan los machos y las hembras en pozas diferentes (pozas de recría).


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada