Forraje Verde Hidropónico (FVH)

COMPARTELO EN ⇨

El forraje se hace cada día más escaso para alimentar a nuestros cuyes y por consiguiente más costoso, esto se debe a la conversión de zonas agrícolas en zonas urbanas como consecuencia de las migraciones, los frecuentes cambios climatológicos, la poca disponibilidad del elemento agua, el elevado costo que traería consigo la alimentación sólo a base de piensos.

Todo esto conlleva a buscar alternativas para la producción de forraje utilizando espacios reducidos y controlados, lugares donde difícilmente se podría cultivar sin hacer uso de alguna técnica.

Una alternativa de producción para lograr rendimientos de forraje verde destinados a la alimentación de ganado, a razón de 50 Kg por metro cuadrado y por día, podría sonar a tema de ciencia ficción, sobre todo si tomamos en consideración que el rendimiento obtenido bajo un sistema tradicional de cultivo de pradera o siembra de alfalfa no rebasa los parámetros de 0.2 kilos por metro cuadrado, por corte quincenal (Rodríguez, 2003).

Dada la creciente demanda de alimentos y productos animales, cuya consecuencia es una población mayor de éstos, destinados a tales fines, es de rigor dirigir nuestra atención a tres aspectos fundamentales: mejorar la calidad de los elementos nutritivos, aumentar la oferta de alimentación y disminuir los costos de producción (Rodríguez, 2003).

La hidroponía como técnica agrícola sirve para intensificar el rendimiento de los cultivos; ésta técnica se caracteriza por alimentar el sistema radicular con agua y minerales, de forma controlada. Con el uso adecuado de ésta técnica, la planta cuenta con las condiciones óptimas de alimentación. En primer lugar se encuentra la sanidad, lo cual a la vez incrementa la producción al disminuir la incidencia de enfermedades las cuales afectan económicamente al productor.

Objetivos.

- Obtener rápidamente a bajo costo y en forma sostenible, una biomasa vegetal sana, limpia y de alto valor nutritivo para la alimentación de los cuyes.

- Obtener un FVH seguro, debido a que toda la producción es controlada.

- Bajar significativamente nuestros costos de alimentación animal.

- Tener una disponibilidad de forraje verde y fresco todo el año, independiente de los problemas climáticos que sucedan.

- Producir grandes volúmenes de forraje en áreas muy reducidas.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada