Como producimos Forraje Verde Hidropónico - FVH

COMPARTELO EN ⇨

instalaciones-de-forraje-verde-hidroponico-FVH Para la producción de FVH es necesario contar con instalaciones y equipos los cuales pueden ser muy simples o muy sofisticados, en virtud del presupuesto con que contemos; Existen cámaras germinadoras equipadas con el control de todas las variables como humedad relativa, riego, temperatura, luminosidad y todos los factores que intervienen en el crecimiento de la planta. Adquirir este equipo resulta muy costoso, la ventaja es que con él podemos obtener una producción en siete u ocho días. Por el contrario, si no tenemos el control exacto de estas variables nuestra producción logrará llevarse a cabo aproximadamente en 12ó 14 días; el beneficio en éste último caso se ve reflejado en el bajo monto de la inversión inicial para la instalación.

Invernadero.

Para el cultivo de forraje verde hidropónico, los requerimientos no son tan complicados como lo serían para una producción de hortalizas o flores. Esto constituye una gran ventaja ya que en otro tipo de cultivo, la producción podría venirse abajo por no tener un estricto control; en cambio, en el caso que nos ocupa, no controlar al cien por ciento las variables, trae como única consecuencia retraso en la producción.

Las instalaciones sirven para proteger al cultivo de las inclemencias del tiempo y poder tener una producción programada todo el año. También pueden utilizarse instalaciones reacondicionadas que hayan tenido otra función, como es el caso de construcciones antiguas o granjas avícolas en desuso.

Son ambientes cerrados construidos con materiales simples con la finalidad de controlar y manejar factores ambientales (Humedad, temperatura, viento, etc.), ventilación, protección en épocas de lluvia, etc. para lo cual debe cumplir con los siguientes requisitos:

- Proteger de los rayos directos del sol

- Controlar variación de temperaturas y humedad relativa

- Proteger el ingreso de agentes externos (aves, insectos, roedores).

Características de las instalaciones.

Ubicación de las instalaciones.

Se recomienda que los accesos estén dispuestos de tal forma que sea fácil la transportación de la producción a los comederos si es el caso de una producción para establos; si el caso fuera para una granja comercial de cuyes se recomienda que las instalaciones para la producción de forraje verde hidropónico se encuentre adyacente a la granja debido a que el alto porcentaje de humedad relativa que se necesita para la producción de forraje podría afectar la producción de crianza.

Dimensiones de la instalación.

Es un factor que se determina de acuerdo con la cantidad de animales que se pretende alimentar.

Disponibilidad de agua.

Se debe considerar tanto la cantidad como la calidad del agua, puesto que hay lugares que es tan mala (altamente salina o muy dura) que su tratamiento sería incosteable. Si bien es cierto que no se necesitan las cantidades de agua que se requerirían para mantener un piso forrajero, es un factor que debe considerarse para la planeación de una instalación funcional.

Para efecto de mejorar la calidad de agua de pozos, u otros se puede construir un filtro con grava,arena sílica y carbón activado. El carbón activado granular es muy importante para eliminar el cloro, los pesticidas y los herbicidas provenientes de lixiviados en tierra de cultivo; el mantenimiento de éste filtro consiste en reemplazar las unidades de grava sílica y carbón activado cada ocho o doce meses.

Salubridad de la unidad de cultivo.

Este aspecto es fundamental por dos cuestiones principales. La primera es la sanidad del cultivo, ya que cualquier enfermedad o patógeno puede impedir que obtengamos la conversión y calidad de forraje deseado y la segunda es la salud del animal que se alimentará con el forraje producido, en realidad no hay referencias de que el cultivo de forraje pueda ocasionar algún otro trastorno digestivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada